Bob Jungels y la actitud de un campeón

Jungels ha demostrado que viene al Giro ya no como sorpresa, sino como una confirmación y en un gran estado de forma.

Jungels viene a este Giro con opciones claras de asumir una responsabilidad.

Quizás me repita, pero está claro que en estas primeras etapas del Giro ha habido un equipo por encima del resto y ese ha sido Quick Step. Dos etapas, dos lideratos con Gaviria y Jungels y una acción para destacar en el día que hizo viento. Jungels ha demostrado que viene al Giro ya no como sorpresa, sino como una confirmación y en un gran estado de forma. Seguramente en la tercera semana lo veremos sufrir frente a otros como Nairo Quintana que emergerán. Ahora falta ver cómo es el equilibrio de estas tres semanas, que es el que definirá al ganador del Giro.

Jungels viene a este Giro con opciones claras de asumir una responsabilidad. Él sabe que no es el mejor escalador, pero luchará con ellos. Tal vez tampoco sea el corredor idóneo para tres semanas, pero quiere serlo y asumir ese riesgo. En este deporte, el que asume esos riesgos es el que después se convierte en campeón y su actitud es para destacar. Es el tipo de corredor que viene a decir ‘aquí estoy, y vengo a ganar’.

De Gaviria no puedo decir nada siendo imparcial, porque le tengo un cariño especial y una gran amistad. Pero con 22 años ganar etapas, ser líder y estar peleando por las bonificaciones y los puntos implican una clara intención de llegar hasta Milán y disputar la maglia de los puntos. En su primera gran vuelta está asombrando, pese a que en los dos primeros días no estuvo como él se esperaba. En general, estamos viendo un Giro de Italia sorprendente. Está claro que, como parte del equipo que soy, puedo pecar de ver las cosas con otros ojos. Pero la primera semana que está completando la escuadra es para estar orgulloso de ellos y felicitarlos.

En cuanto al resto, veo a Nairo haciendo las cosas muy bien. Yendo de forma tranquila. En el Etna no se mostró demasiado, sabiendo que la última semana es muy importante y tal vez en ese primer día de montaña que ya se ha pasado no debió asumir responsabilidades que luego le pudieran pasar factura. Se está convirtiendo en un líder cada vez más maduro, ya sabe lo que es ganar aquí y lo veremos en la tercera semana. Por último, quiero felicitar a Jan Polanc. Es un corredor valiente, que se hizo 185 kilómetros escapado, ganó por méritos propios y logró una victoria importantísima para su equipo. Lo vamos a ver crecerse en un futuro y va a ser un ciclista para mucho más que ganar etapas en fugas. El futuro es suyo y tiene calidad.

Fotografía:

Joxean Fernández Matxin