Las caídas en el ciclismo son algo irremediable, y pueden dar al traste toda la preparación que se ha realizado durante la temporada.

En este Tour de Francia 2017 lamentablemente está siendo algo asiduo con el consecuente resultado del fin de la competición.

Hemos visto como corredores cuyo objetivo del año era ésta carrera abandonan debido a las caídas como es el caso de Valverde, Izagirre, Porte, Majka o Cavendish.

Por citar otros casos, todos recordamos el Tour de 2003 cuando Joseba Beloki intentando distanciar a Armstrong en la bajada de La Rochette se fue al suelo perdiendo toda esperanza de llegar a París. O más recientemente en el Tour de 2014 Cavendish abandona en la primera etapa por una caída en el sprint cuando intentaba vestirse de amarillo en su país. También ese mismo año Froome y Contador se ven obligados a abandonar su gran objetivo por sendas caídas.

En 2015 es Tony Martin , quien vistiendo el maillot de líder tras dos etapas ,se va al suelo en el final de etapa y varios de sus compañeros le ayudan a llegar a meta, dejando unas bonitas imágenes de compañerismo y amistad.

Quiero expresar mi máxima admiración por los ciclistas ya que cuando caen lo primero que hacen es levantarse y montar en su bici para acabar la etapa. Doloridos, con grandes abrasiones o incluso alguna fractura su objetivo es llegar a meta.

Fotografía: www.bettiniphoto.net

Joxean Fernández Matxin