“Es una sensación que me mantiene vivo, difícil de explicar en ocasiones porque es mi trabajo, pero lo vivo como si fuera el hermano y padre de cada uno, me siento parte de ese cambio en sus vida y así lo disfruto.