Desde 2012 Quick Step lleva 5 años consecutivamente siendo el equipo líder en victorias a nivel mundial.

Matxin: “5 años no son casualidad”

El Quick-Step el comienzo de ésta temporada no ha podido ser mas esperanzador.

Ganar es un hábito. Se adquiere y cuando entras en racha, las cosas parecen mucho más fáciles. Pero no lo son, en absoluto. Detrás de cada triunfo hay muchísimo trabajo, esfuerzo y sacrificio. El año pasado, el equipo Quick Step (entonces Etixx) firmó unos números impresionantes con un total de 57 victorias de hasta 19 corredores distintos. Algo muy difícil de ver con el nivel que hay en el World Tour.

Superar esos números es una misión realmente complicada, pero un equipo profesional de máximo nivel tiene como objetivo ganar todo lo que pueda. Y en ese sentido, el comienzo de esta temporada no ha podido ser más esperanzador. A estas alturas, en mitad de la París-Niza y con la Tirreno-Adriatico recién empezada, el año pasado eran 15 victorias de la escuadra belga. En este 2017 ya vamos por 14, después de la conseguida ayer por Alaphilippe en una contrarreloj para recordar. El francés va a crecer mucho esta temporada.

Otro aspecto en el que se notan las dinámicas ganadoras es la forma de correr. Tanto en París-Niza como el Tirreno estamos viendo al equipo ser protagonista siempre en el pelotón. Cuando entró viento en la etapa del domingo en la ronda francesa, fueron los primeros en buscar los abanicos hasta que lo consiguieron. También a la hora de preparar los sprints, defender a sus jefes de fila o buscar sorpresas. Hoy, por ejemplo, el equipo ha preparado la llegada de Tirreno con Stybar, pero a la vez Bob Jungels ha buscado la sorpresa. De eso se trata.

Las dinámicas son importantes en un equipo ciclista, y desde 2012 Quick Step lleva 5 años consecutivamente siendo el equipo líder en victorias a nivel mundial, y cinco años lo convierten en el hábito de ganar. En todos ellos cerró la temporada con más de 50 victorias. En este 2017 no saldremos de dudas hasta octubre, cuando todo acabe, pero de momento va por el buen camino. No olvidemos que ganar es un hábito.

Fotografía: www.bettiniphoto.net

Joxean Fernández Matxin